miércoles, 30 de septiembre de 2009

La moda en las sociedades modernas

El siguiente es una breve explicación del capítulo IV de "La moda en las sociedades Modernas" de Ana Martínez Barreiro. Moda y estratificación: De las teorías clásicas a las teorias contemporáneas.

Spencer: Caracteriza a la moda como una imitación, la mayoría, que se encuentra en la base de la pirámide, con el menor prestigio social, trata de vestirse como la clase mas alta de la pirámide. Por un lado se distingue la imitación-respetuosa, que es la que hace que el inferior le rida homenaje al superior, tratando de agradarle. Y por otro la imitación-rival, el deseo de afirmar que se encuentra, el subordinado, en iguales condiciones. Spencer señala entonces el incremento de la moda como factor común del poder. Esto se naturaliza, se toma como algo de orden natural, la sociedad construyó historicamente el lugar privilegiado para la elite. Para la sociología que vemos en la facultad, clase media y clase baja sería lo mismo, si no pertenecemos a la elite, no imponemos la moda. Lo mismo sucede a nivel mundial. Las dos polos, entonces, clase alta y clase baja, buscan mayor pertenencia socila. Cuando la clase alta es imitada, esta cambia, revalorizando otras cosas que resultan cada vez mas inaccesibles para las clases "trabajadoras".
Los objetos dan información acerca del poder adquisitivo de las personas como individuos, por eso las clases mas bajas, a pesar de la restricción económica, cultural, de educación y demás, busca vestirse, dar una apariencia irreal acerca de lo que se es, y del poder adquisitivo. Se analiza el fenómeno tarjetas de crédito o gente pobre que gasta en super-celulares, directv o zapatillas.

Simmel: Sigue la línea de la imitación, como mecanismo social y psicológico. Si el individuo quiere diluirse en el grupo, la imitación le quita la responsabilidad de elegir. Se consume como una obligación para ser igual que sus pares, su grupo de pertenencia o clase social. La imitación quita la angustia de ser diferente. Si se quiere ser diferente, por el simple hecho de la "originalidad" la imitación no sirve y obra como un principio negativo. La vida social es entonces, una contradicción. "Las modas son modas de clase, de manera que las de clase social superior se diferencian de las de la inferior y son abandonadas en el momento en que esta última empieza a acceder a ellas" Lo cierto, es que esta carrera favorece al sistema capitalista, de hecho, si no hubiese clases y no existiera ni el individualismo ni la feroz competencia, no habría lugar para dicho sistema. Las clases bajas toman lo más "visible" para aparentar, si tenés un campo, por ejemplo, no lo podés andar mostrando, en cambio, una cartera si. (Acá hablamos de los "medio pelo" o "piojos resucitados" ) La lógica de la distinción está intacta en la actualidad. No hay impedimentos formales para acceder a la movilidad social, pero realmente por mas que te compres una louis vuitton, no accedés a nada. Si todos pertenecieramos a la clase alta, dejandosé llevar por la ropa, más o menos lujosa, se hundiría el capitalismo, pero claro está, nadie asciende por el placer mismo de comprar ropa.
Unir y diferenciar, se conjugan en la moda, según Simmel.

Veblen: Para él, los consumos personales, no dependen de las propias necesidades si no de la estrucura social. Presenta la Teoría de la clase ociosa explicando como el consumo en gasto vestimetario mostraría la capacidad económica de la persona, por eso, si se tiene una mejor apariencia, da la idea de que es mas respetable (aunque no lo sea). si bien "el hábito no hace el monje", históricamente se contruyó asi. El derroche-ostensible, actúa como regulador de la reputación pecunaria. Veblen destaca la mirada de la sociedad hacia lo barato, como algo despectivo, al punto de creerse que solo es bello y útil en relación a su precio.
Algo importante es la abstención a las tareas productivas, la apariencia elegante, el arreglo continuo, parecería demostrar que el usuario no realiza trabajos manuales ni forzosos. Por eso, la elegancia en el vestido, es símbolo de ocio. Se consume sin producir. El trabajo que requiere esfuerzo no es valorado. La moda responde a la funcionaidad de mostrar capacidad económica.
Ya Veblen, habla de que el vestido tiene que ser de última moda, y variar con las temporadas, si se cambia continuamente, se derrocha mas dinero, y se muestra todavía mas capacidad.
A esto se le adjuntaría la idea de Falsa Conciencia de Marx; el sujeto cree que asciende de clase, por adquirir un nuevo bien de consumo.

Baudrillaurd: " El análisis del consumo no arranca de la relación entre necesidades y su valor de uso, sino del intercambio simbólico y la prestación social como discriminadoras de clase." Distingue el objeto símbolo del objeto signo. El símbolo es en el cual el sujeto establece relación afectiva. Es algo que no se reemplaza, no se vuelve a conseguir en el mercado. Si se usa, tiene que ver con la relación afectiva. El objeto signo es es el de distinción social, se adquiere en el mercado y cuando aparece uno nuevo, es remplazado. Se da un intercambio para manifestar la posición de clase (marcas) Es símbolo de prestigio social. No importa si este sigue cumpiendo su función, es desechdo igual.
Consumiendo la gente se siente parte de la sociedad, aún con posibilidades de ascenso muy vedadas. (educación, salud, etc)

Bourdieu: No habla de clase social, si no de posición social. La persona circula por diferentes espacios, comparte con sus mienbros la circulación.Habitus: Todo el conjunto de cosas que llevamos sin darnos cuenta un sistema de signos, que es la información que damos sin darnos cuenta, (verstido, habla, gestos, presencia, forma de caminar, etc) Todos estos aspectos tienen relación directa con el orígen social. (de acuerdo al entorno social) Asi percibimos el mundo, con esos ojos socializados. El habitus es colectivo.
Las clases altas no están preocupadas por distinguirse, se distinguen por sí mismas. La sociedad los construye como naturalmente legítimas.



Tragedia de las clases medias: piojo resucitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada